dilluns, 16 de maig de 2011

2 horas almorzando, esto no puede ser...

Gregorio-Roncero tuvo tiempo de hablar ya que le dieron el bocata el último: 
PO QUÉEE-PO QUÉEEE????